Euribor y diferenciales. Dos conceptos a tener en cuenta al elegir una hipoteca

Sin valoraciones aún

Sabíamos que el boom inmobiliario hizo estallar los precios de las viviendas. Después del inicio de la crisis, los medios informaban de la caída de éstos pero ahora, con bajadas reiteradas del Euribor, es difícil conocer si se trata de una buena oferta o no. Y es que el contexto socio-económico es determinante a la hora de conocer las opciones de una hipoteca, aunque en este momento de transición aparecen más dudas. El panorama actual también contempla otra opción: comprar la casa al banco. Para éstos se trata de una necesidad ya que deben dar salida al stock de viviendas en propiedad y, por ello, están más abiertos a la negociación y son del poco tipo de hipotecas que ofrecen en la actualidad el 100% de financiación. De hecho, si se trata de una hipoteca a tipo variable normal la financiación puede llegar con facilidad al 80% y, si se trata de una segunda vivienda, alrededor del 60 y el 70%.

Pedir una hipoteca es algo de lo que se debe de estar muy seguro ya que te atará a un banco durante un largo tiempo. Referente al precio de la vivienda, la que puede ser una buena oferta el día de hoy puede parecer una estafa en poco tiempo. Por ello hay que tener en cuenta que se puede negociar con la entidad el tipo de hipoteca para que financien la compra de una vivienda. Pero antes, tienes que ser un entendido en la materia, comparar, tener un buen perfil crediticio o una estabilidad laboral, por ejemplo. Así, eliges el préstamo que consideres que se pueda adaptar mejor a ti y negocias con el banco con las garantías que justifiquen tu petición (la nómina o la declaración de la renta, por ejemplo).

Con estos requisitos, para saber si un préstamo es ventajoso o no, se deberá tener en cuenta el tipo de interés y las comisiones (tales como las de apertura, de subrogación o las de cancelación). El tipo de interés suele ser variable y su índice es el Euribor, al cual las entidades bancarias añaden su diferencial. Desde el 2008 y con la llegada de la crisis, el Euribor ha bajado del 5% al 0,25%, la cifra más baja de toda su historia. La amenaza que esto supone para los bancos y para poder seguir obteniendo beneficios, los diferenciales se han aumentado como nunca. A la hora de elegir una hipoteca, se tendrá que tener en cuenta que el diferencial respecto al precio del dinero que marca el Banco Central Europeo, no sea superior al 2,5%.  Los requisitos  parecen no ser suficientes ya que, aun con las ayudas que ha recibido la banca por parte del gobierno español, las entidades restringen las hipotecas quedándose su aportación para lograr una mayor liquidez y sanearlas.

Esta variedad de precios entre Euribor y diferenciales junto a la restricción de los préstamos que hacen las entidades financieras, provoca que contratar una hipoteca no sea tarea fácil. Es previsible que el Euribor pueda subir de manera tan agresiva como ha sido su bajada, de tal forma que los que ahora firman hipotecas con tipos de interés bajos pueden verse en una crítica situación. Una buena hipoteca, actualmente, sería aquella que con el indicador de referencia Euribor, su diferencial no fuese superior al 2,5% y aquella que solo nos haga contratar un seguro de vida y de hogar, asociada a una cuenta corriente sin comisiones.

Haz un comentario en Euribor y diferenciales. Dos conceptos a tener en cuenta al elegir una hipoteca

Su email no se publicará.

NO TE PIERDAS LO MÁS INTERESANTE

Recibe las mejores ofertas y productos en tu correo electrónico

Acepto las condiciones de la nota legal

ACEPTAR