El momento de afrontar la cuesta de enero

Tu valoración: None Valoración: 4.6 (5 votos)

cuesta de enero2

El pronóstico de 2013 para nuestros bolsillos es poco alentador. La cuesta de enero se presenta todavía más dura y con una pendiente más pronunciada que en años anteriores. Los problemas de endeudamiento derivados de los gastos navideños afectan a la economía doméstica. Este año, además, arranca con una fuerte subida del precio de los servicios y productos básicos (luz, agua o transportes), por encima de los incrementos de las pensiones y salarios. 

Pasadas las vacaciones, llega la preocupación por la estabilidad de las finanzas personales. Ante este complicado panorama, ¿cómo debemos actuar para sobre llevar el mes de enero y afrontar el año de la mejor forma posible? ¿Dónde debemos invertir nuestros ahorros? ¿Qué productos son más aconsejables? ¿Cómo debemos comportarnos con las entidades bancarias? Os respondemos a estas cuestiones y os proponemos cinco consejos prácticos para que vuestros bolsillos sufran lo mínimo posible en este 2013 que acaba de empezar.

- Atención a las comisiones. Se prevé un aumento de las cuotas periódicas por tener una cuenta corriente. Para evitarlo, se pueden contratar productos sin comisiones o negociar con las entidades la reducción o suspensión de éstas en los productos ya contratados. ¿Cómo? Por ejemplo, domiciliando la nómina y los recibos o abriendo un depósito y otros productos de ahorro asociado a la cuenta. 

- Búsqueda de beneficios. Intentad sacar partido de vuestro dinero solicitando productos de ahorro que ofrezcan altas rentabilidades y que aumenten poco a poco vuestro capital. Una manera es estando al día de las promociones temporales que lanzan las entidades financieras, ya sea porque ofrezcan un elevado rendimiento o porque incluyan valiosos regalos. Para ello, podéis consultar de forma regular nuestro comparador de productos. 

- Menos impuestos. Investiga cuáles son los productos que resultan más rentables para la economía familiar y que casi siempre permiten diferir la tributación. Cuentas nómina, planes de pensiones, cuentas de alta remuneración o depósitos a plazo fijo. 

- Piensa en el largo plazo. Conviene ser prudentes y cautelosos con nuestras finanzas personales. En un contexto de recesión hay que tener en cuenta factores como la disponibilidad del dinero en las inversiones, los intereses a pagar en las compras con tarjeta de crédito o la amortización de cuptas de la hipoteca.

- Mantén los números al día. Es aconsejable revisar los extractos bancarios (gastos e ingresos) y llevar un control peiódico de las condiciones de cada producto contratado. Tener una actitud previsora, sobre todo en época de 'vacas flacas', nos puede salvar de más de un apuro. 

Aunque tarde, estos consejos

Aunque tarde, estos consejos me serán muy útiles para el 2013. Desconocía que se prevea un aumento de las cuotas por tener una cuenta corriente, pero es algo a tener muy en cuenta. ¡Gracias por los consejos!

Haz un comentario en El momento de afrontar la cuesta de enero

Su email no se publicará.

NO TE PIERDAS LO MÁS INTERESANTE

Recibe las mejores ofertas y productos en tu correo electrónico

Acepto las condiciones de la nota legal

ACEPTAR