Cómo superar fin de mes

Sin valoraciones aún

No solemos llevar gran cantidad de dinero encima ya que ante cualquier improvisto  pensamos que siempre podemos recorrer a la tarjeta de crédito, aunque no nos guste recurrir a ella. Uno de los mayores improvistos para cada vez más hogares españoles es la llegada de fin de mes, que obliga a muchos ciudadanos a gastar parte de sus ahorros o buscar otras soluciones financieras para hacerle frente. Ante estas situaciones imprevisibles, en las que se sabe que vamos a disponer de ingresos a corto plazo, es de gran ayuda un préstamo inmediato que nos aporte una pequeña financiación para poder ‘salir del paso’.

Recurrir a mini préstamos (inferiores a 600 euros aproximadamente) o 'tirar' de la tarjeta de crédito son dos opciones a contemplar cuando no se dispone de cash. El mini préstamo no suele estar presente en nuestra rutina como solución, pero puede ocurrir que no llevemos la tarjeta encima, que hayamos excedido su límite o, simplemente, que ni siquiera  dispongamos de una. Aún así, en contextos de crisis como el actual, la gente tiende a controlar más sus gastos y, por ello, prefiere utilizar la tarjeta de débito (aún sabiendo que la de crédito también permite controlar las cuentas en todo momento).

La finalidad en ambos casos es la misma, aunque los intereses de las tarjetas son menores (un 2% respecto al 45% mensual de los mini créditos, aproximadamente) y  más rentables. Es importante conocer su uso ya que si se sobrepasa su límite, por ejemplo, puede conllevar ciertos problemas financieros. Hay que saber, también, que sólo se pagan intereses por el capital utilizado y te permiten flexibilidad a la hora de pagar.

Por el contrario, disponer de una tarjeta supone un proceso más lento y costoso que pedir un mini préstamo, ya que se tarda alrededor de un mes y medio en obtenerla desde que se solicita y hay que cumplir mayores requisitos que si se pide un mini crédito. Aún así, estos préstamos no se deben de utilizar de manera habitual y hay que tener en cuenta que el tipo de interés y los intereses de demora son mayores que en las tarjetas, de tal forma que, al pedirlos, hay que estar muy seguros de que se pueda devolver y en el tiempo acordado, ya que, además, los plazos de amortización de estos préstamos son muy cortos.

Haz un comentario en Cómo superar fin de mes

Su email no se publicará.

NO TE PIERDAS LO MÁS INTERESANTE

Recibe las mejores ofertas y productos en tu correo electrónico

Acepto las condiciones de la nota legal

ACEPTAR