¿Cómo tributan los productos bancarios?

Tu valoración: None Valoración: 5 (2 votos)

impuestos productos bancarios

Un interés del 4,00% o unas comisiones del 0,00% son determinantes para que demos al clic y solicitemos un producto bancario o para que nos acerquemos a nuestra oficina más cercana con intención de contratar un servicio. Sin embargo, la fiscalidad de los productos financieros también influye de alguna manera, sumando o restando, a la hora de tomar una decisión. Es importante sopesar todos los pros y contras, valorar las condiciones en su conjunto antes de optar por un determinado servicio. Financierum nos facilita el trabajo y nos ayuda a comparar las condiciones de las distintas opciones y así escoger la que resulte más conveniente para cada caso particular.

No solo debemos fijarnos en la retribución o en los beneficios extra que pueda ofrecernos la entidad, sino que también debemos prestar atención a la tributación de los productos, que puede suponer un beneficio o desventaja para nuestros bolsillos. Por todo ello, es esencial tener unas nociones básicas de fiscalidad en banca y entender cómo tributan los principales servicios que nos proporcionan los bancos para gestionar nuestro dinero. Hoy repasamos los impuestos que se aplican a algunos de estos productos que tenemos más a mano en nuestro día a día, como los depósitos, las cuentas remuneradas o los productos de seguro.

Depósitos y cuentas ahorro

Los productos de ahorro (depósitos o cuentas remuneradas) son algunos de los servicios más contratados actualmente por los clientes bancarios. Su tributación se produce sobre la rentabilidad generada por el producto sin que puedan deducirse gastos tales como comisiones, gastos de gestión, etc. Los intereses están sujetos a una retención del 21% que practica la correspondiente entidad bancaria. Hemos de considerar, además, que desde la introducción del Impuesto sobre el Patrimonio, las cantidades depositadas en cuentas bancarias tributan integrándose en la Base Imponible del Impuesto el mayor valor entre saldo a final del año o saldo medio del último trimestre. Sin embargo, los contratos formalizados antes del 20 de enero del 2006 pueden beneficiarse de un sistema de compensación por la eliminación de la reducción del 40%.

Los depósitos que ofrecen una retribución en especie tributan como rendimiento del capital mobiliario. Es decir, que si el banco efectúa el ingreso a cuenta, la persona deberá integrar como rendimiento del capital mobiliario el valor del bien en el mercado y el ingreso a cuenta efectuado por la entidad.

Productos de seguro

Ya hemos comentado alguna vez la función de productos de ahorro que también pueden ejercer los seguros. Pues bien, fijémonos en la tributación de estos productos que se presentan en forma de seguros de vida. En los casos de rentas percibidas en virtud de contratos de seguro y las rentas diferidas (cuando la renta se percibe después del vencimiento desde la entrega de la prima) la rentabilidad producida tributa como rendimiento del capital mobiliario con una retención del 21%. Las variaciones se encuentran en el tipo de seguro que calcula de forma distinta la renta sometida a gravamen. Por eso, en el momento de escoger uno u otro deberemos fijarnos bien en cuál nos resulta más interesante en este aspecto.

Imagen de Photo Pin en Flickr (CC)

Haz un comentario en ¿Cómo tributan los productos bancarios?

Su email no se publicará.

NO TE PIERDAS LO MÁS INTERESANTE

Recibe las mejores ofertas y productos en tu correo electrónico

Acepto las condiciones de la nota legal

ACEPTAR